Cuando eres adolescente, tienes un inglés de pena y consumes música anglosajona, lo normal al intentar cantar las canciones es murmurar una extraña letanía que acertamos en tararear. Lo importante es hacer ver que nos las sabemos, no exactamente saber lo que dicen.

Con los años, aunque adquieras un inglés más sólido, ese tarareo, instalado ya en el subconsciente, se mantiene.

Esto me ha pasado siempre con Metallica. Nunca he sabido muy bien de qué tratan sus letras pese a que es uno de mis grupos favoritos.

Resulta que, recientemente, viendo la serie de HBO “John Adams” me percaté del contenido histórico y patriótico de una canción de la banda californiana.

“Don’t Tread On Me”.

Este título de la canción, que podríamos traducir al castellano como “no me pisotees”, aparece en la bandera de Gadsden, la cual fue utilizada por el bando estadounidense en la revolución que condujo a la independencia de los Estados Unidos de América. Además, en el álbum en el que se incluye esta canción -el “The Black Album“- (sí reconozco que no es mi disco favorito, ni siquiera está en mi top-3 de discos de Metallica) aparece la misma serpiente que representa la citada bandera revolucionaria.

La bandera de Gadsden, con su característica serpiente de cascabel sobre fondo amarillo, fue diseñada por el general Christopher Gadsden en 1775 para la marina independentista durante la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos, fue utilizada por primera vez con fines políticos y como representación de las entonces trece colonias por Benjamin Franklin, a la postre considerado uno de los padres de los Estados Unidos.

El significado histórico de esta bandera, como indicara el propio Benjamin Franklin, se refiere a la actitud no ofensiva, sino meramente defensiva de la joven nación en tiempos de su independencia, y los principios que la fundamentaron, que se asemejan al comportamiento de la serpiente de cascabel, que no ataca hasta que la molestan.

Para James Hetfield, vocalista, guitarrista y líder de Metallica, la canción fue una reacción al tono antiamericano de su anterior álbum “…And Justice for All ” (este sí entraría en mi top-3). Tal y como declaró en la revista Rolling Stone, para Hetfield “este es el otro lado de eso. Estados Unidos es un buen lugar. Definitivamente pienso eso. Y ese sentimiento surgió de realizar conciertos por todo el mundo. Descubres lo que te gusta de ciertos lugares y descubres por qué vives en Estados Unidos, incluso con toda la jodida mierda que puede haber. Sigue siendo el lugar más divertido para pasar el rato “.

Una buena manera de definir lo que es sentirse americano.

El frontman de Metallica, centrándose en la canción, continúa explicando. “Me encanta la canción, pero sorprendió a mucha gente porque todos pensaron que era a favor de la guerra cuando creían que estábamos en contra de la guerra, y todo lo que estamos haciendo es escribir canciones, no estamos políticamente de ningún lado. ‘Don’t Tread On Me’ fue solo una de esas canciones de ‘no nos jodas a nosotros’, y obviamente hacía referencia a la bandera y la serpiente, y lo que significaba, todo eso vinculado al álbum negro y al icono de la serpiente. Creo que es genial tocar esa canción en vivo. Estamos aquí en Europa tocándola, y la gente no se horroriza. Sin embargo, todavía no la hemos tocado en Irak o Irán “.

De Benjamin Franklin a Metallica, el significado de la bandera de Gadsden y su “Dont Tread On Me” se mantiene en el país de las trece barras.

Anuncios
Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn