1991 fue uno de los últimos grandes años de la historia del rock.

“Nevermind” de Nirvana, “Ten” de Pearl Jam, “Badmotorfinger” de Soundgarden, “Black Album” de Metallica, “Use Your Ilusion” de Guns N’ Roses, “Arise” de Sepultura

Y “Blood Sugar Sex Magik”, de Red Hot Chili Peppers. Uno de los discos fundamentales para entender el rock alternativo y la década de los 90.

Para 1991, Red Hot Chili Peppers era una de las bandas más populares de la escena alternativa de Los Ángeles. Con cuatro discos grabados entre 1984 y 1989, se caracterizaban por su extravagante directo y su potente sonido, mezcla de rock, punk, funky y rap.

Red Hot Chili Peppers (1987)

En 1988, sin embargo, se produjo un hecho que marcará el devenir de la banda -y que estuvo cerca de acabar con ella-. El desgraciado fallecimiento del guitarrista de la banda, Hillel Slovak, por una sobredosis de heroína supuso un duro golpe emocional para los integrantes de RHCP.

Pese a ello, Anthony Kiedis y Flea -cantante y bajista de Red Hot Chili Peppers, respectivamente- optaron por continuar su carrera musical y, en su búsqueda de un nuevo guitarrista, darían con un joven guitarrista. Éste, un ferviente seguidor de los angelinos, llegó a aprenderse de memoria las partes de la guitarra y el bajo de los tres primeros discos de Red Hot Chili Peppers. Respondía al nombre de John Frusciante, y con apenas dieciocho años cumplía el sueño de cualquier músico: convertirte en miembro de tu banda favorita.

John Frusciante (1990)

Con la nueva formación -incluyendo también como batería al carismático Chad Smith-, y casi sin tiempo para acoplarse, la banda grabaría en 1989 el disco “Mother Milk’s”, un disco más que decente en el que se intuye un enorme potencial por delante. Destacar el tema “Knock Me Down“, uno de los clásicos de los RHCP ochenteros (o pre-mainstream).

La intuición de que la nueva formación de Red Hot Chili Peppers era capaz de grabar algo mayúsculo con las recientes incorporaciones se materializaría dos años después.

Para la grabación del nuevo álbum, la banda decidió cambiar de discográfica -firmando con Warner Bros- y contratar a un nuevo productor, el aclamado Rick Rubin. Éste tuvo la genial idea de confinar a los angelinos en una mansión de Hollywood para la composición y producción del álbum. La mansión en cuestión fue habitada en el pasado por el ilusionista y escapista Harry Houdini; Chad Smith, creyendo que estaba embrujada, decidió que no se quedaría en la mansión, por lo que cada día iba a ella en motocicleta.

Flea y John Frusciante (1991)

Por su parte, John Frusicante y Flea dedicaron gran parte de su aislamiento a, más allá de componer, consumir grandes cantidades de marihuana.  A este respecto, comentar que antes de su llegada a RHCP, John Frusciante abandonó la idea de incorporarse a la banda de Frank Zappa -uno de sus artistas predilectos- al enterarse de que los músicos que acompañaban a Zappa no podían consumir drogas. En una entrevista, el propio Frusciante declaró: “Me di cuenta de que quería ser una estrella del rock, tomar drogas y estar con chicas, y que no sería capaz de hacer eso en la banda de Zappa”.

Añadir que los integrantes de RHCP aceptaron que el cuñado de Flea documentara el proceso creativo dentro de la mansión. El producto final se titularía “Funky Monks“. Un documento único de una banda que meses después se convertían en uno de los grupos de rock más solicitados del mundo.

Así pues, tras más de un mes encerrados en una mansión de Hollywood proyectando su nuevo material, los Red Hot Chili Peppers publicarían “Blood Sugar Sex Magik” el 24 de septiembre de 1991. El resultado, más de siete millones copias vendidas sólo en Estados Unidos, y más de quince millones en el resto del mundo.

Give It Away“, “Breaking The Law”, “Suck My Kiss”, “Under The Bridge“…En total, diecisiete temas que amplificaron la concepción de rock alternativo y que ensancharon el rango musical y comercial de Red Hot Chili Peppers, convirtiéndose en uno de los grandes clásicos de los 90.

Una auténtica joya. Disfrútenla.

 

Anuncios
Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn