Es posible que reconozcamos vagamente el rostro de Mr. Blue, uno de los protagonistas de la aclamada y mítica película Reservoir Dogs, dirigida por Quentin Tarantino y estrenada en 1992. Y digo vagamente porque entre el arsenal de populares actores que participan (Tim Roth, Michael Madsen, Steve Buscemi, Harvey Keitel), su papel resulta prácticamente testimonial. Pero, ¿quién es realmente Mr. Blue?

Edward Bunker nació en Hollywood, California en 1933. Tras una infancia problemática entre centros de acogida e internados, Eddie encontró en el mundo criminal angelino una forma de ganarse la vida. Con apenas diecisiete años se convertiría en el joven más preso de San Quintín, iniciando así un ciclo de cárcel, libertad condicional y fugas que se prolongaría durante dos décadas. Acusado de falsificación, extorsión, robos y narcotráfico, llegó a ser uno de los delincuentes más buscados por el FBI.

Pero sus largas estancias en prisión le permitirían recurrir a una actividad que, a la postre, le harían más reconocido que sus actividades criminales: la escritura. En 1973, dos años antes de poner punto y final a su estancia en la cárcel, publicaría su primer libro, “No beast so fierce”. Esta obra ha sido ampliamente reconocida como una de mejores novelas criminales de la segunda mitad del siglo XX y la que más fielmente refleja el mundo del hampa de Los Ángeles en los años setenta.

La novela, narrada en primera persona, relata la salida de prisión tras ocho años de Max Dembo, cuya pretensión inicial es la de integrarse en la sociedad californiana pese a que su vida siempre ha girado en torno al mundo criminal. El protagonista tendrá que hacer frente a sus propios miedos e inseguridades, así como a las limitaciones que la libertad condicional le impondrá. En definitiva, la obra trata sobre aspectos como la rehabilitación de los presos, los obstáculos del sistema penitenciario y, a nivel global, la sociedad americana de los años setenta. Lejos de ser una autobiografía, Eddie Bunker reflexiona sobre cuestiones que pudo conocer de primera mano y que traslada, con un estilo vibrante y directo, al lector.

Tras “No beast so fierce”, Eddie Bunker seguiría escribiendo novelas, guiones cinematográficos, y aparecería en diversos cameos; el más conocido de ellos será el de Reservoir Dogs, donde interpreta a un criminal, Mr Blue. Sutil metáfora de su conflictiva vida que Quentin Tarantino, admirador de su obra literaria, supo aprovechar hábilmente como homenaje. ¿Criminal? ¿Escritor? ¿Actor? Un personaje cuya vida y obra no deja indiferente a nadie. Falleció en 2005 en su California natal a la edad de 71 años tras no superar una intervención quirúrgica.

Anuncios
Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn