Antes de que alguien quiera morderme en el cuello buscando la vena carótida, quiero aclarar, esto no va sobre estar en contra de la reivindicar los derechos de la mujer y de cualquier persona que se abuse sexualmente.

Simplemente quiero hacer una reconstrucción de los hechos y entenderlo mejor, quizá mi versión sirva para que otras personas con una perspectiva diferente se reafirme en su visión.

Vayamos al inicio de todo. El movimiento comienza con un artículo del hijo adoptado por Woody Allen y Mia Farrow: Moses Farrow. Este, en un fantástico ejercicio maquiavélico, esperó y aguantó para poder vengarse de su padre adoptivo por unos presuntos abusos a su hermana haciendo una artículo sobre Weinstein, un escrito que le costó mucho colocar en un medio de comunicación por ser poco consistente, según los medios que rechazaron el informe.

Por lo tanto, Farrow hijo, optó por atacar al productor que le ayudó a Allen en los momentos más difíciles de su carrera como cuando se separó de Mia Farrow o cuando estubo en medio del juicio por los presuntos abusos a su hija, la hermana de Moses. Recordar que un tribunal sentenció que Allen no había abusado de su hija.

No valoro que el artículo esté mal, ni que denuncie un comportamiento que yo quiera defender, es más, han aparecido más artículos acusando al productor, artículos bastante más consistente que el mencionado. Además, me parece maravilloso que un tipo con las prácticas de Harvey Weinstein sea desenmascarado.

Ahora bien, este pájaro que tiene procesos judiciales pendientes sobre este tema y se me ocurre un par de preguntas. ¿Y si el juez le absuelve de todos los cargos? ¿Y si se demuestra que no ha hecho nada? ¿Quién le compensará? ¿El estado? ¿La sociedad? ¿Los medios de comunicación?

Hago la pregunta porque nos hemos acostumbrado a quemar a la gente en el centro de la plaza a partir de lo que se publica en los medios de comunicación y no por lo que sentencia un juez. Algo muy peligroso en una sociedad que pretende ser libre.

Recuerdo leer sobre el Macartismo y sobre John Henry Faulk. El Macartismo perseguía a muchas personas que presuntamente podían ser comunistas y potencialmente peligrosas para la sociedad norteamericana. Pues bien, la sociedad se acostumbró a perseguir a personas que la comisión señalaba y estas personas perdían el trabajo, la sociedad les apartaba y humillaban. Todo esto pasaba solo por señalar sin ninguna sentencia judicial por los presuntos cargos.

John Henry Faulk fue el primero en demandar a la empresa que le señaló y le ganó judicialmente por señalarle sin suficientes pruebas.

Si fuéramos al concepto inicial de lo que es una democracia o uno de los conceptos seria la separación de poderes.

La justicia se debe pronunciar, la justicia ya fallará hacía un lado u otro. Sumarnos a señalar a una persona es peligroso. A nosotros por señalar, nadie nos denunciará, a no ser que insultemos o vejemos a esa persona. Hay que tener cuidado, porque la libertad es igual para todo el mundo, hasta que no te condene un tribunal eres inocente.

Última pregunta: ¿Las acusaciones donde se deben hacer, en los medios de comunicación o en los juzgados?

PS: Se puede luchar contra el abuso de poder por parte de los poderosos y por los derechos individuales a la vez, una cosa no va siempre en detrimento de la otra. La vida son matices y generalizar un argumento o causa es simplificarla y devaluar su debate intelectual.

Anuncios
Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn