El concepto del bien y del mal, la eterna lucha. La vara de medir, tan necesaria para crearte una personalidad, un camino el cual seguir para no perderte en el huracán de la sociedad que todo lo absorbe y marea.

Cuando las religiones dejaron de controlar a la masa, y esta comenzaba a pensar por sí misma, era necesario crear otro concepto, otra quimera que ayudara a construir un imaginario donde cada persona se sintiera cómoda y no tuviese que pensar en si era malo o bueno, porque, básicamente, daba por hecho que era bueno.

Entonces, fue en ese momento donde la política se encargó de ocupar ese papel. Y la lucha que más lo escenifica, ha sido, es y, por lo que parece, será, la lucha entre Capitalismo y Comunismo.

¿Qué es bueno y qué es malo? Depende del prisma con la que se mire. Y cuando digo prisma, quiero decir parte del mundo. Si eras de una parte del mundo, tú eras bueno y el otro era malo y viceversa.

Os recomiendo Hijo Rojo, cuya premisa es sencilla: un cohete kryptoniano se estrella en la Tierra llevando a un bebé que un día se convertirá en el ser más poderoso del planeta. Pero el cohete no se estrella en América. El bebé, pues, no crecerá en Smallville, Kansas. En lugar de eso, la nave cae al otro lado del telón de acero y el futuro Superman encontrará su hogar en una granja colectiva de la Unión Soviética.

Por lo tanto, Superman se convierte en el líder de los obreros, libra una batalla interminable por Stalin, el socialismo y la expansión internacional del Pacto de Varsovia.

Así pues, observamos qué papel tienen los diferentes personajes de DC en este nuevo universo, y el significado de su función respecto al universo al que estamos acostumbrado. Destaco el papel de Batman y de Lex Luthor, todo sutileza y significación.

Lo positivo de este libro es que permite reflexionar al lector sin que tenga un marcado protagonista bueno y otro malo; es más, yo afirmaría que no existe en este libro. Pero sin un claro antagonista, la historia evoluciona de una manera rápida y entretenida.

PS: Que DC se empeñe en imitar a Marvel a la hora de crear historias en vez de buscar y potenciar las maravillosas historias que ya han escrito y que podrían explotar con un concepto diferente de franquicia, es una muestra de su fracaso.

Anuncios
Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn