Últimamente recomiendo demasiadas series. Os explicaré el porqué. Hace demasiado calor para leer. Bendito verano.

Una de las series que he podido disfrutar por la factura de calidad que la serie ofrece es The Lomming Tower. Cabe decir que soy un fanático de Jeff Daniels y todo lo que hace tiende a encantarme, recordar la fantástica The Newsroom.

Pues bien, esta serie trata sobre los años anteriores al atentado del 11 de septiembre del 2001 contra las Torres Gemelas que perpetró Al Qaeda. Habla del forcejeo entre la CIA y el FBI para administrar la persecución contra este grupo terrorista y como el recelo entre ambas administraciones propicia un sinfín de errores que desenboca en el fatal atentado.

Pero para mí hay cosas que me han llamado mucho más la atención. El sentimiento de nación que es tan característico en EEUU queda plasmado de una manera diferente o por lo menos es la percepción que yo tengo.

Hablan de nación, no como un ente imaginario que les lleva a una simple simbología y que creen que les define, no. Hablan de nación como la consecución de unas libertades personales y cómo deben velar por ellas. Cómo esas libertades se mantienen a costa de acciones que no enorgullecen pero que son necesarias para poder mantener esas libertades que no existen en otras naciones.

La serie pues, muestra el perdón de los que velan por esas libertades, pues cuando se equivocan las ponen en riesgo.

Crítican a su nación, pero a la vez la enaltecen.

Anuncios
Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn