Ni siquiera el documental; solo la publicación del tráiler del propio documental sobre Apu -personaje mítico de los Simpsons- ha bastado para crear una de las polémicas más grandes de los últimos años.

Para los que no sepáis qué es lo que ha pasado con el vendedor del Badulake de Springfield en la última semana, aquí os lo explicamos:

El próximo 19 de noviembre se estrena en la plataforma norteamericana TruTV un documental de Hari Kondabolu que se llama The problem with Apu. El comediante  intenta abordar lo que él considera racismo en el personaje indio de Los Simpsons. Con el anuncio de que ha acabado su largometraje y con la publicación del tráiler, ha sido suficiente para que una de las marcas más rentables a nivel mundial como son Los Simpson, con más de treinta años de emisión, se tambalee y se plantee eliminar al personaje.

El tráiler comienza con el actor y asesor de comunicación del expresidente de los EEUU Barack Obama Aziz Ansari diciendo: “Odio a Apu, es la razón por la cuál no me gustan los Simpson”. Kondabolu, el director del documental, se defiende: “Bien, yo amo a Los Simpson”, y finalmente el expolítico le sentencia: ” porque te odias a ti mismo”.

Los dos son indios y crean un marco de reflexión interesante, ya que como indios-americanos el personaje de ficción les ha marcado profundamente, y según se desprende en el trailer, les ha estigmatizado.

La reflexión sería, ¿Homer representa a todos los gordos estadounidenses? ¿Marge representa a todas las amas de casa? Es evidente que los estereotipos sirven para reflejar una crítica social o entretener, pero no para educar. Por lo tanto, es evidente que puede ofender. Pero, ¿debemos llegar al límite de tener que eliminar al personaje para no ofender?

Me gustaría incluir que no vale el argumento que todo el mundo utiliza de “es humor, hay que aceptar el humor”. No, simplemente, tú puedes estar treinta años explotando, no uno, sino varios estereotipos y puede llegar alguien y hacer un documental criticando eso; las dos cosas son legítimas.

Lo que denuncio es que se hace un documental con la intención de corregir una percepción de la sociedad, cuando lo que se debería hacer, en mi opinión, es un documental para sumar una percepción más. Y que después la gente, de manera libre, escoja si quiere seguir viendo a Apu o no.

Anuncios
Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn